A continuación te damos algunos datos para que puedas tener en cuenta al momento de saber balancear el  maquillaje vs cabello .

Para los cabellos Rubios

Es ideal que sepas que no existe una sola regla que respetar si a maquillaje se refiere. Todo se puede combinar, es decir si tienes tus ojos celestes, verdes o marrones debes usar tonos suaves de preferencia te sugerimos usar delineadores de color negro o café al igual que la máscara de pestañas. Es importante destacar que los tonos claros sobre el cabello quedan bien en caso de tez clara por lo que las bases de maquillaje beige y los rubores canela acompañan perfecto.

Los cabellos platinados

En estos casos consideremos que estos tonos deben ser usados por personas con pieles claritas en donde el maquillaje sobre el rostro es muy bien balanceado con bases color piel o arena para evitar verse tan pálida.

En cuanto a los ojos es aquí en donde daremos gran importancia. Si tus ojos son verdes o celestes/ azules puedes probar con delineadores que marquen bien la mirada esto lo puedes acompañar con sombras de color violeta, rosas o doradas.

Cabellos rojos, cobres o chocolate

 Acá encontramos esos tonos de cabello  sensuales y atractivos, Si es el caso de cabellos rojos naturales entonces habrán pecas, lo mejor es una pequeña capa de corrector que te harán mantener un look mucho más natural Si el pelirrojo es natural, entonces tendrás pecas. No quieras taparlas porque eso podría empeorar tu look. Si te has teñido de color rojo lo ideal es que evites las bases marrones u oscuras.

La idea de maquillar los ojos de acuerdo a su color. Recuerda siempre delinear y aplicar sombra neutral. Si quieres que tu pelo sea el centro de las atenciones, usa tonos tierras. Para la noche, púrpura, lavanda o cobre. Mantén las cejas definidas, sobre todo si tienes poco vello.

Sólo necesitan un maquillaje que destaque apenas sus facciones. Es preferible suavizar el rostro y prestar más atención al cuidado de la piel. La base de maquillaje es muy importante. Si eres muy blanca, elige tonos rosados o beige para no verte pálida. Si eres morena o estás bronceada, usa polvos iluminadores, por ejemplo.

En cuanto a los ojos, básate en el color, pero siempre elige tonos claros y delineados muy bien trazados . Si son azules o verdes, prefiere gris, dorado, negro o marrón. Si son oscuros, mejor chocolate, malva, beige o verde. Atención con las cejas, no las marques con lápices oscuros si tienes la piel blanca.

No quieres tapar las canas, puedes aprender también de qué manera maquillarte para resaltar tus cualidades. Recurre a iluminadores para que tu piel no se vea apagada, lleva una base liviana, los mismos tonos de sombra en los ojos que usabas antes. Puedes recurrir a azul o plomo para eventos nocturnos o gris, verde y marrón para el día.

Para las mejillas, tonos rosas o durazno. Para los labios, rojo, magenta y vino. Evita las bases con correctores ceniza o llevar la piel muy bronceada.

 

Compartir

Dejar respuesta