Luca por #NIUNAMENOS

Estos días me ha dado vueltas y vueltas en mi mente y en mi corazón la lucha por #NIUNAMENOS; no he dejado de preguntarme ¿por qué he tardado en entender y solidarizar con las mujeres violentadas?… siento que es un tema que dejé pasar, que no le tomé el peso y realmente me siento afectada por mi actitud pasiva.

Trabajo en una empresa enfocada en la belleza de la mujer, en hacerla sentir cada día más linda, temas que quizás para muchas serán banales pero ¡No!… me encanta mi trabajo y lo hago con mucha dedicación. Aquí somos más del 80% mujeres y en el quehacer diario jamás nos hemos sentado a conversar sobre esta lucha por #NIUNAMENOS que trasciende y agrede a muchos hogares, a lugares de trabajo, a la calle, a la libertad de nuestro género, a tantas chicas que sueñan con una vida llena de cariño y protección pero que de un minuto a otro brutalmente las castigan.

No he dejado de pensar en nuestras antiguas mujeres que callaron siempre su dolor o bien a escondidas abrazaron a alguna mujer-amiga que aterrada y resignada les contó sus miedos, sus castigos.   También pienso en aquellas mujeres que han tenido que cerrar los ojos de sus madres o de sus hijas sin entender jamás el por qué.

Este mundo se mueve y crece segundo a segundo, no paramos de innovar y de mover nuestros dedos sobre el celular y sin conciencia hemos dejado que la violencia contra la mujer crezca como una inmensa ola que sepulta el derecho de ser libres, de disfrutar como todos, de reír con ganas, de ser coquetas y lindas, de creernos alguna vez en la vida princesas.

Tengo clarísimo que tenemos a muchísimos hombres maravillosos que están en la lucha por #NIUNAMENOS y que todos los días, al igual que nosotras, en sus pensamientos le otorgan una oración y una admiración tremenda a Chiara, a Florencia, a Lucía, a María José y Marina, a Nabila y a esas innumerables mujeres que partieron aterradas como a tantas otras que forman una eterna lista de mujeres asustadas.

Como dice “niunamenos.com.ar “ este es un “Grito Colectivo” que nos llega al alma y que nos regala el espíritu de reaccionar, especialmente a las mujeres que sin importar su color, su raza, si es grande, si es chica, si es linda o está gordita, si es inteligente o sencilla… sino que luchamos porque somos mujeres fuertes, valientes y solidarias.

Es hora de que la lucha por #NIUNAMENOS logre convocar a miles y miles de personas con el fin de exigir y desarrollar acciones claras y concretas que permitan invalidar la discriminación, castigar a los agresores y borrar del lenguaje la simple frase “ella se lo buscó”.

Compartir

Dejar respuesta