FELIZ DIA DEL PELUQUERO

La historia del Peluquero es muy antigua…
estoy segura que apenas la mujer o el hombre que vio por primera vez el reflejo de su rostro en el agua, inmediatamente llevó sus manos hacia su cabeza y palpó suavemente esa extraña textura que la cubría; la presionó, la acomodó … sintió su estructura, la mojó… Es ahí cuando se generó el Feliz día del Peluquero porque el hombre inmediatamente quiso saber más sobre ese tallo dúctil que crecía sobre su cabeza, que se enredaba y que además le protegía. En ese momento es cuando nace el primer Peluquero.

Reflejo

Pasaron los años y recién encontramos datos más antiguos del oficio de Peluquero en Egipto, ahí en donde los hombres usaban la cabeza rapada y las mujeres cortes bien delineados, enmarcando su rostro. Es más, son los egipcios quienes comienzan a buscar colores para sus cabellos y descubren el “Henna”.

Luego el Peluquero y la Peluquería llegó a la antigua Grecia. Es aquí en donde comienzan los peinados más rebuscados, los rizos, los moños y los accesorios para el cabello. Es tanta la demanda que por primera vez comienzan a aparecer las “Academias de Peluquerías”.

Durante el imperio Romano y el conocimiento de los países más nórdicos, los Peluqueros se fascinan con los cabellos rubios y comienzan a incursionar en las pruebas para aclarar el color en el cabello.

Así vamos pasando la historia y el Feliz día del Peluquro avanza con ella. En la época Medieval las trenzas hacen furor. En el Renacimiento los peinados sofisticados, altos, con mucho accesorio son los que “son tendencias”.

París se transforma en el centro de la moda de la Peluquería. Los Peluqueros se vuelven cada vez más creativos y estilosos. El cliente final pide más y más innovación. Es aquí en donde comienzan los estudios más profundos sobre las coloraciones, permanentes, decoloraciones, pelucas y los postizos. El Peluquero ya es considerado un “Maestro Artista” y tiene una posición destacada en la sociedad.

Desde el siglo XIX y hasta los días de hoy, la cambiante moda ha hecho que los peinados pasen de lo más complicado a lo más sencillo; siempre innovadores, con colores atractivos o naturales, con reflejos, con rojos encendidos, con cortes asimétricos. Pero, lo más importante, es que el cuidado del cabello es un elemento presente que todo Peluquero maneja y lo transmite, lo enseña.

Hoy … en pleno siglo XXI, el Peluquero se prepara, se informa, estudia; se la juega por ser creativo y no sólo con los estilos para las mujeres, hoy en día los hombres también desean cuidar su cabello y lucirlo atractivo.

Conclusión: El Peluquero, Estilista o Artista Capilar es un maestro maravilloso que le agrega alegría a nuestro diario vivir, es nuestro gran amigo a quien le confiamos nuestra cabeza.

FELIZ DÍA DEL PELUQUERO

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta