Recuerdo que mi primer beso  no me lo esperaba…tenía 13 años y nunca se me pasó por la mente que el chico que me había sacado a bailar varias veces y que me miraba desde un rincón iba a ser el que haría que mi corazón saltara.

Mi primer beso fue espontáneo, sencillo y muy nervioso pero fue el más importante de todos ya que no lo he olvidado jamás porque fue placentero, agradable y romántico;  se que algunas chicas han tenido la experiencia de un beso feo e incómodo.  En mi caso, tengo los mejores recuerdos de ese exquisito beso… escucho en mi mente el tema que estábamos bailando, el lugar donde estábamos, los amigos, los comentarios de las amigas y por supuesto me parece tener al chico aquí a lado.

La manera de besar es personal, todo el mundo tiene su estilo y siempre va a depender  también del momento en que entregas un beso.  Lo que si sucede es que con el tiempo vas aprendiendo a besar mejor y a utilizar tu potencial sensitivo como también el movimiento de tu cuerpo para lograr que ese primer contacto sea dulce, suave, delicado.

beso

Un beso apasionado no debe ser “loco e invasivo” ya que a nadie le gusta que sea así;  el primer beso dice mucho de cómo somos así es que debes lograr que ese instante sea mágico, perfecto e inolvidable.  Puedes ser más intensa mediante el lenguaje corporal, por ejemplo, moviendo la cabeza de un costado a otro, tomar las manos del chico a quien besas o llevar una mano detrás de su nuca y jugar con su pelo. 

Hoy he aprendido a no tener prisa al besar y que tiene que haber magia con la persona a quien besas porque “besar es cosa de dos”…  en mi caso, mientras más nos queremos, mejor nos besamos….nos hablamos con la mirada, me dejo llevar por mis sentimientos, por lo que me dice mi corazón y un beso de él hace que mi energía se renueve y que mis sueños se hagan realidad.

Compartir

Dejar respuesta