No hay nada mas entretenido cuando se está en periodo de conquista, cuando cupido toca la puerta sentimos que todo tiene un sentido, el aire, las personas, el despertar cada mañana, etc. Más aún cuando somos presa de conquistas amorosas.

En el caso de hombres y mujeres se acepta muy bien el que el otro se de el tiempo de escucharnos y compartir con aquella persona que nos hace sentir especial, es definitivamente una etapa de encanto…

Ellos se dedican muchas veces a invitarnos a restaurantes con espacios agradables, lugares de buena música que permitan entablar una conversación fluida y amena, todo esto con el plan de obtener o robar un beso de esos que no nos damos cuenta que llegan….

Ellas buscan prendas de vestir que realcen lo mejor de sus siluetas, buscan verse bellas sus cabellos lucen mas brillante y dóciles que nunca y por supuesto el infaltable perfume, ese que a él lo dejara pensando en ella por harto rato, surgen los coqueteo y las buenas intenciones de ser capaz de entender y hacer sentir importante al que esta frente nuestro.

Dentro de las relaciones amorosas el mejor momento es el comienzo no existe nada que pueda nublar aquellos días que vemos de color de rosa… Idealmente eso debería darse durante toda la relación…

Si de pronto sentimos que se vuelve todo monótono nunca es tarde de repetir algo de aquellos tan buenos momentos.

Compartir

Dejar respuesta