Los problemas a la tiroides y sus síntomas se presentan cada día más y más; es común escuchar a nosotras, las mujeres, que estamos preocupadas porque esta “enfermedad” nos está afectando a nuestro diario vivir.   Por esta razón que me informé al respecto y quiero transmitirles a ustedes lo que aprendí al respecto.

La tiroides es una pequeña glándula que se encuentra en la parte frontal del cuello.  Ella produce las principales hormonas  y  regula el metabolismo de nuestro cuerpo; determina cuán rápido late nuestro corazón, cómo se queman las calorías, controla nuestro peso, nos hace sentir bien,  aporta estrógenos, mantiene nuestra líbido activa, etc.    Pero, cuando la tiroides se enferma, se nos viene un desequilibrio completo.

Lo que quizás no sabes es que la tiroides nos comienza a avisar con tiempo que está fallando y son muchos los síntomas que  por desconocimiento, a veces no les hacemos caso o nos medicamos pensando que se deben a otro tipo de malestares.

a1

La tiroides inactiva o con desequilibrio te afecta tremendamente en tu peso corporal, por lo general éste aumenta.  Además comienzas a presentar síntomas de fatiga,  te sientes cansada, sientes dolor en las articulaciones,  la piel se torna más seca, tienes estreñimiento, comienzas a perder cabello y éste se torna como sin vida.  Además, en algunos casos cuando falla la tiroides, se produce retención de líquido, menstruación irregular, colesterol alto, esterilidad, libido baja, enfermedad de las encías, uñas desgastadas, infecciones recurrentes, insomnio, depresión y muchos más síntomas como el tener el cabello gris prematuramente.

Cuando la tiroides anda mal  nuestro organismo está en desequilibrio y esto se puede deber a problemas nutricionales, toxinas, alergenos, infecciones o  al estrés.  Y, para ir aprendiendo  a mantenerla saludable y equilibrada te aconsejamos que:

  • Elimina de tu dieta la comida chatarra, los edulcorantes artificiales, las grasas trans. Elige verduras, legumbres, frutas… y ojalá  lo más orgánico posible. 

  • Comienza a utilizar en tus comidas Aceite de Coco, es buenísimo para la tiroides.

  • Consume alimentos con alta concentración de Yodo ya que éste es un componente clave para la hormona tiroidea.

  • Evita el estrés, busca terapias de relajación o actividades que te distraigan de las presiones diarias .

  • Realiza una rutina de ejercicios ya que el tener una actividad física estimula directamente la tiroides y aumenta la sensibilidad de todos los tejidos de la hormona tiroidea.   Caminar rápido y firme a lo menos 30 minutos diarios te ayudará muchísimo.

  • Duerme bien.

Es importante que si sientes más de uno de los síntomas que te detallé, recurras al médico y logres dominar la tiroides; así tendrás una vida más saludable, alegre, sin malestares y eso indudablemente se reflejará en tu belleza y en tu sonrisa diaria.

 

 

 

 

Compartir

Dejar respuesta