Ya cuando entramos en unos añitos  vamos teniendo ciertos cambios, los cuales no tienen porque ser malos, es por eso que envejecer  o  las primeras arrugas y las primeras canas, deben ser signo de lo mejor que hemos vivido, creer y entender que estos rasgos son muestra de experiencia y de un millón de cosas buenas que están por venir.

 

Los primeros indicios de que nuestra edad está avanzando es el cambio en la piel, principalmente ya todo comienza a surgir más lento, la elaboración de elastina o el colágeno esta es la razón por la cual la piel comienza a perder elasticidad y se presentan las primeras líneas de expresión.

 

En el caso del cabello se comienza a perder melanina un proteína que es la responsable de la elaboración del color, es así como los cabello se vuelven blancos… Las primeras canas…

Dentro del mercado hay un sinfín de productos que nos encubren las primeras señales de la edad, los cuales sirven de acuerdo al gusto de cada persona, en lo personal me encantan las cremas y todo lo que se trate belleza.

 

Además es súper importante la alimentación o el tipo de vida que tengamos, es decir si nos movemos bastante en el  día lo más probable es que en un futuro seamos de aquellas personas que transmiten el pensamiento  “La juventud se lleva en el alma”….

 

Conozco el caso de una amiga que se saca cada cana que le aparece y sufre cada vez que lo hace…Cuando para ella sería mucho más fácil asumir y quizás usar una coloración que le permita esconderlas…

 

En el caso de las líneas de expresión o primeras arrugas, existen maquillajes espectaculares que las ocultan de manera impresionante, o en el mercado hay una infinidad de cremas que atenúan las primeras marquitas de la edad…Como sea, esta todo en nuestro espíritu y sepamos llevar de buena manera los años que tengamos…

 

Podremos ver cambios en el cuerpo cada día y más importante aun podremos ver  cambios en la  mente, en el aprendizaje y todo esto  nos debe motivar a seguir siendo adultos y disfrutar día a día de lo que nos entrega la vida.

Compartir

Dejar respuesta