Todas queremos tener un cabello sano, con brillo, sedoso y lo queremos más aún cuando vemos en los comerciales unas cabelleras frondosas que se bambolean de un lado para otro, se notan suaves, fáciles de peinar, abundantes, sin frizz.  En resumen, vemos ese cabello perfecto que deseamos lucir.

Para mantener tu cabello sano está claro que tienes que invertir en buenos productos que te aporten muchos beneficios para lograr lo que deseas y también, más de una vez, acudirás a tu salón para que te realicen el tratamiento o el masaje capilar que logrará aún mejores resultados.   Pero,  la idea es que desde ya debes comenzar “desde adentro”…. Qué quiero decir con esto, muy simple:  que debemos si o si preocuparnos de nuestra salud, básicamente de nuestra alimentación y mantenernos nutridas e hidratadas;   desde ese punto de vista nace el titulo de este artículo… Alimentos v/s Cabello Sano.

 

cabello3

 

 

¿Sabías que tú cabello demuestra lo que comes?

Por ejemplo,  si eres de las chicas  que disfrutan de las frituras o mantiene dentro de sus dietas el consumo de grasas saturadas, como resultado tendrás un cabello oleoso, escaso de brillo.  Lograrás que tu pelo se te ensucie fácilmente e incluso que tome mal olor;  tendrás problemas para cuidarlo, invertirás en líneas capilares para cabellos grasos u oleosos pero no obtendrás muy buenos resultados, es más… dejas de usar ese tipo de líneas y el cabello vuelve a estar mal.  ¿Por qué?…. porque no cambias tu “desde adentro”.

En cambio, si  llevas una dieta en donde agregas verduras, especialmente las verdes, frutas y alimentos saludables, la mejoría y salud a tu cabello irá “desde adentro” y se verá mucho más brillante, sedoso, fuerte y sano.

Un buen dato es el consumir pescado ya que su  alto nivel en proteínas desempeña un papel clave en la estimulación del crecimiento del cabello, muchos peces también contienen vitamina B-12 y Hierro,  elementos ideales para mantener la salud capilar, y los ricos en Omega 3, como el salmón y el atún ayudan a prevenir la resequedad del cuero cabelludo.

El consumo de carnes blancas como el pollo contiene hierro lo que evita la fragilidad y la pérdida de suavidad.   El huevo es un “almacén” de vitaminas las que permiten el crecimiento fuerte del cabello evitando la caída.

Los lácteos bajos en grasas son ricos en calcio, un mineral  que juega un papel fundamental en la fortaleza del cabello, el consumo de leche o sus derivados permite mantener un cabello y huesos mucho más saludable.

 

ondas

 

 

El consumo de estos alimentos mantendrá la salud de tu cabello en perfectas condiciones y así, todo lo que inviertas en buenos productos hará que luzca aún mucho más radiante…como los que salen en la Tele.

Y… te cuento algo que me dijo hace muchos años una “sabia del cuidado del cabello”:  las máscaras naturales para el pelo como de palta, de aceite de oliva, de huevo, etc…. son buenísimas y te darán resultados gratificantes pero, mejor lo lograrás si comes palta, comes huevo, aliñas con aceite de oliva, escoges frutas…”.

Este fue un bueno consejo así es que hace muchos años que lo tomé y pasó a ser parte de mi vida… espero que a ustedes les sirva.

Un beso y a cuidarse para lucir más lindas, coquetas, guapas y conquistadoras.

Compartir

3 Comentarios

Dejar respuesta