Realizar un DIAGNÓSTICO CAPILAR antes de que te apliquen un tratamiento químico, una coloración, una decoloración, una permanente, etc., es súper importante… no tan sólo para el Estilista que trabajará con tu melena sino que también para que tú como usuaria final, conozcas qué tipo de pelo tienes y en qué condiciones está.

Lo primero que tienes que saber antes del diagnóstico capilar es que sepas que cada uno de tus cabellos es un filamento largo y delgado formado principalmente por Queratina.   Cada pelo de nuestra cabellera tiene la forma estructural de una planta, con raíz y tallo; el tallo es la parte visible y la raíz la invisible, bajo la superficie de la piel. Por esta razón debemos cuidar nuestro cabello nutriéndonos con una dieta balanceada, rica en vitaminas. 

A3

Cuando decidimos cambiar de look, aplicar un tratamiento capilar o escoger una línea de cuidado, debemos obtener un DIAGNÓSTICO CAPILAR…. Y ¿cómo conocer nuestro pelo?… fácil, aquí te contamos:

Primero que todo debemos determinar qué tipo de cabello tenemos:  si es liso, ondulado o rizado o afro.

Luego, tenemos que diagnosticar si es Fino o Delgado, Medio o simplemente Grueso.

También tenemos que  visualizar la condición del cabello, eso quiere decir que si lo tenemos químicamente trabajado o natural.

Habiendo definido el tipo, estructura y condición, pasamos a la fase de determinar la “emulsión” de nuestro pelo;  si es graso, seco, mixto o normal.

Con estos cuatro puntos tendremos un DIAGNÓSTICO CAPILAR concreto y es aquí en donde el Estilista define qué tratamiento puede aplicar y cómo lo debe realizar (tiempos de acción, masajes, calor, etc.)

Para que reconozcas y realices un mejor diagnóstico capilar de tu cabello, te damos unas pautas:

Los cabellos grasos u oleosos son aquellos que presentan oleosidad principalmente en el cuero cabelludo.  Tienden a ensuciarse más rápido por lo tanto la frecuencia de lavados es mayor.  Visualmente luce muy apegado al rostro y sin movimiento.

Los secos son cabellos con FRIZZ y en algunos casos presentan descamación en el cuero cabelludo.  Al tacto son ásperos, no lucen con brillo y escasea la sedosidad.

Los cabellos mixtos presentan oleosidad en el cuero cabelludo y son secos hacia las puntas presentando Frizz y volumen en ellas.

Y, los cabellos normales, son los que todas deseamos;  no tienen frizz, son brillantes, sedosos, suaves al tacto, con volumen controlado y no presentan alteraciones en el cuero cabelludo.

Teniendo toda esta información, ya estás lista para realizar un DIAGNÓSTICO CAPILAR de tu cabello y puedes definir qué es lo más recomendable para aplicar y, en el caso del Estilista, es él quien sabe aconsejarte lo mejor para que tu pelo luzca hermoso, sano y nutrido.

 

Compartir

2 Comentarios

Dejar respuesta