Al igual que nuestro cuerpo el cabello también sufre de Estrés, debido al ritmo de vida acelerado que muchas de nosotras llevamos.

El cansancio, la falta de algunos nutrientes o incluso exceso de fármacos alteran la salud de nuestro cabello.  La mala alimentación, el sol cada vez más intenso, la contaminación, el abuso de secador y la plancha y el exceso de tratamientos químicos como tintes, permanentes y decoloraciones,  también aportan a que el cabello se estrese.

Si juntamos y revolvemos todo ..….  nos da como resultado un deterioro de nuestro pelo;  a este síntoma le llamamos hoy  “Estrés Capilar”. 

Y ¿cómo nos podemos dar cuenta que nuestro cabello está Estresado?…. Fácil, porque algunos de los síntomas los podemos visualizar en el cabello o en el cuero cabelludo.  Fíjate bien y observa tu pelo:

* Resequedad y falta de brillo:  ¿notas que tu cabello se siente esponjoso sin brillo con una textura totalmente áspera?.   Tu pelo está así debido al exceso de secador y plancha. 

Por eso te sugerimos que te apliques protectores térmicos, ya que estos productos han sido diseñados para darle forma al cabello y protegerlo de las agresiones externas.

Una sugerencia son los aceites como ACAI OIL , que te ayudará como un termo protector y un facilitador para el peinado,  además de aportar a tu cabello nutrientes y antioxidantes omega 3-6-9.

 

* Debilidad y pérdida de cabello:   cuando lavas tu pelo ¿sientes como pierdes cabello?. En la almohada  ¿notas que hay cabellos más de lo normal?  o bien,  cuando te peinas ¿tienes mucha caída de cabello?… si es así, quiere decir que estás sufriendo síntomas de estrés. Por lo tanto, hay que comenzar a tratar y mejorar esta situación desde el cuero cabelludo,  con un cambio en la alimentación y con tratamientos capilares como PLÁSTICA DE ARGILA.

 

 

* Disminución de volumen:  ¿sientes que tu pelo está como aplastado y ya no tiene el mismo movimiento que antes?  cuando notes esta disminución debes comenzar a incluir en tu alimentación nutrientes y alimentos ricos en zinc, de esta manera estaremos ayudando a sacar de este estrés a nuestro cabello;  también es buenísimo que comiences a utilizar shampoo y acondicionador rico en nutrientes.

* Caspa :  nunca jamás habías sufrido de caspa y luego de un tiempo te comenzó a salir en grandes cantidades… esto se debe a que el  organismo aprovecha las defensas provocando este trastorno en el cuero cabelludo. 

Como ya te conté, para recuperar la vitalidad del cabello  vas a tener que trabajar tanto por fuera como por dentro de tu cuerpo; para eso es súper importante tener una buena alimentación consumiendo muchas frutas, verduras y proteínas. 

Tienes que  incrementar el consumo de vitamina B1, B6 y B12 (las cuales las podemos  encontrar en carne, leches, frutos secos y cereales integrales).

Con una dieta sana los cambios se comenzaran a notar  de forma paulatina.   También debemos comenzar con  la recuperación a nivel del cabello y para eso nada mejor que aplicar un tratamiento capilar que actúe de forma directa en el cuero cabelludo y la hebra capilar.  

 

plasticacostaricaHoy existe PLÁSTICA DE ARGILA, un tratamiento en base de ácido hialurónico, silicio orgánico y arcilla blanca de la amazonia;  estos tres maravillosos componentes no sólo consiguen brillo, suavidad, hidratación y nutrición sino que además controlan la caída del cabello, equilibran la oleosidad en el cuero cabelludo y potencian el crecimiento del cabello que está recién naciendo.

Sus efectos son inmediatos, porque  al primer momento se sentirá el cabello fortalecido, revitalizado y rejuvenecido.

Te invito a que te preocupes de combatir el Estrés en general, no tan sólo el de tu cabello,  tomando la vida con más sonrisas, con más pausas, respirando profundamente, disfrutando de las cosas más pequeñas, caminando mucho e hidratándote.

 

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta